Growth Hacking: Un método que permitirá el crecimiento de tu empresa

Puedes haber escuchado hablar sobre el método Growth Hacking en el mundo de las startups. A medida que avanza el inicio de una empresa, las tácticas basadas en Growth Hacking se están tomando el escenario central.

En el libro Hacking Growth, de Morgan Brown y Sean Ellis, se presenta la manera en cómo Airbnb, Facebook, Uber o Dropbox pasaron de ser pequeñas a grandes empresas a través de tácticas basadas en Growth Hacking [1].

En general, en el método Growth Hacking se utiliza una combinación de herramientas digitales, análisis de datos y conocimientos de mercadotecnia para acelerar el crecimiento de una empresa.

 

Qué es Growth Hacking y qué hace un Growth Hacker

Growth Hacking es una optimización basada en experimentos que se centra en cómo se utiliza un producto para crear crecimiento [2]. Por ello, un Growth Hacker es una persona cuya razón de actuar es el crecimiento de una empresa. Cada una de sus decisiones, tácticas y estrategias se basan en el crecimiento [3].

Ahora bien, lo que especialmente define a un Growth Hacker es el uso de la tecnología y herramientas digitales para lograr con sus objetivos. Y aunque se relacione a un Hacker con quienes tienen acceso no autorizado a un sistema, un Growth Hacker de lo que está atento es de debilidades de un sistema que permitan cumplir con sus objetivos de crecimiento [3].



Asimismo, un Growth Hacker se define por su énfasis y dependencia por los análisis. Su capacidad de análisis le permite encontrar cuantitativamente el impacto y resultado de sus acciones, para así tomar decisiones. Sus acciones no son de valor si tan solo estas dependen de sus capacidades informáticas. Estos, a su vez, utilizan la creatividad, la curiosidad y, a veces, la investigación cualitativa.

Otra característica que define a un Growth Hacker es que este se puede percibir como una evolución de un mercadólogo, en tanto a la captación de clientes en el mercado. Lo anterior dado que un Growth Hacker se caracteriza por una serie de diferentes elementos en busca del crecimiento de una empresa, como se ha evidenciado anteriormente, y no como un agente que lleva a cabo un solo proceso en una compañía. En relación con los fines de un grupo de mercadólogos y un grupo de Growth Hackers, para Morgan Brown:

“El marketing podría centrarse en cómo comercializar un producto en Facebook con Facebook Ads; un Growth Team podría centrarse en cómo el uso del producto por parte de los clientes lleva a otras personas a descubrirlo a través de Facebook” [2].

Este método ya ha permitido que actualmente existan puestos de trabajo definidos como Growth Hacker en las empresas, y que estos sean de un alto interés y remuneración.

 

Un proceso para poner en funcionamiento el Growth Hacking

A continuación se presenta una serie de pasos exhibidos en The Definitive Guide to Growth Hacking. Estos pasos no son un hecho o el proceso definitivo para aplicar las tácticas de Growth Hacking en cualquier empresa, dado que todas tienen diferentes características. Sin embargo, son de interés para que entiendas y empieces a aplicar el Growth Hacking en tu negocio o lugar de trabajo.

 

Paso 1: define objetivos accionables

Céntrate en un objetivo específico y procesable. Divide tus tareas, y haz que estas sean pequeñas y factibles.

 

Paso 2: implementa análisis para rastrear tus objetivos

Los análisis te proporcionarán datos de interés, y con esos podrás modificar tus objetivos. Así, con los análisis y objetivos, crearas un equilibrio reflexivo.

 

Paso 3: aprovecha tus fortalezas existentes

Cada startup, o nuevo negocio, tiene una serie fortalezas que se pueden usar como una manera de apalancamiento para el crecimiento. Estas fortalezas significan que hay algo a tu disposición que requerirá de poca o menor energía, así que hay que aprovecharlas.

 

Paso 4: ejecuta un experimento

Los experimentos son una parte esencial del Growth Hacking. Escribe una hipótesis antes de ejecutar un experimento. Las hipótesis son el reflejo de lo que supones funciona en tu negocio.

Al ejecutar el experimento, lo importante se trata de encontrar por qué tus suposiciones pudieron haber sido erróneas. Con lo anterior, es posible que te enteres de lo que subestimas.

 

Paso 5: optimiza el experimento

Los experimentos no son cosas de hacer una vez. Ejecuta experimentos tanto como sea posible. Solo deja de ejecutarlos cuando sea apropiado hacerlo, no cuando te cansas de ellos.

 

Paso 6: repite o itera

Vuelve a ejecutar los pasos anteriores, con ello te encontraras en un estado de certidumbre frente a tus acciones y resultados, optimizando tus experimentos.

 

Importancia para las Startups

Una startup se enfrenta a múltiples barreras en sus primeras fases de funcionamiento. Recursos, costos o posicionamiento en el mercado son algunas de estas. Métodos como Growth Hacking permiten superar estas barreras.

En la actual era, la era de la información y la comunicación, y con un a sociedad conectada a través del internet a nivel mundial, este método es más que importante para llegar de manera rápida y eficiente a una gran masa de consumidores. Pero aparte de lo anterior, el método permite un ajuste continuo, a través de experimentos, que permitirá que cuando el producto o servicio de una startup salga al mercado, este se ajuste a las necesidades de sus clientes potenciales.

 

ESCRITO POR
Camilo García Sarmiento
Economista

Referencias

[1] y [3] se encuentran a manera de link en el contenido del texto.

[2] CRM Magazine. (2017). Strategies for Hacking Growth. 21(4), 18.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.