¿Qué es la innovación?: entérate de las diferencias entre una invención y una innovación

En la actualidad llega a ser común que distintos actores no comprendan adecuadamente el significado de la innovación. El error, en general, reside en no encontrar diferencias entre una invención y una innovación; Schumpeter es uno de los pioneros en esclarecer tal diferencia.

Diferencias entre una invención y una innovación  

La clave para entender esta diferencia se encuentra en el concepto de novedad, la cual es una idea o creación inexistente. No obstante, si esta novedad no llega a suplir ninguna necesidad o ser útil para algo, se puede considerar que esta tan solo ha llegado a ser una invención; tal es el caso de múltiples esfuerzo creativos de firmas que ofertan nuevos e inexistentes productos o servicios, pero que en el mercado estos no encontraran una demanda y terminan saliendo de este o fracasando. (ver: métodos exitosos para minimizar el riesgo de fallo en la innovación).

Ahora bien, cuando una novedad resulta ser útil, ya se puede decir que esta se ha convertido en una innovación. Es así que Roberts (1988) ha anunciado que la innovación se compone de los siguientes elementos: la generación de una invención y su conversión en una útil aplicación. En otros términos, siguiendo a Roberts (1998), se puede ilustrar la innovación de la siguiente manera:Innovación = Invención + explotación.

Las innovaciones implican un proceso

En el mismo sentido, para Schumpeter la innovación es un proceso, mas no un resultado, pues en la innovación se desarrolla una idea y esta pasa por un proceso para obtener nuevas cosas( Dornberger, Suvelza, & Bernal, 2012). Dado lo anterior, es que actualmente se han desarrollo diferentes métodos que implican la ideación de proceso para tener éxito en la generación de una innovación, como por ejemplo el método Design Thinking.



Asimismo, las innovaciones pueden ser incrementales o radicales según (Freeman, 2003). Las innovaciones incrementales mejoraran o sustituyen los bienes o servicios ya existentes, mientras que las innovaciones radicales casan las aparición de nuevos productos o servicios. ( ver: tipos de innovación).

En fin, lo importante es comprender que las innovación no solo implica crear ideas ajenas de las necesidades a suplir o demandas del mercado, a su vez que de esta es un proceso (que puede requerir de la aplicación de un método para su éxito) y que puede mejorar lo ya existente o crear nuevas cosas.


Referencias

Dornberger, U., Suvelza, A., & Bernal, L. (2012). Gestión de la fase temprana de la innovación. intelligence 4 innovation en cooperación con International SEPT Program.

Freeman, C. (2003). La naturaleza de la innovación y la evolución del sistema productivo. (Julio C. Neffa (comp.), Ed.), Ciencia, Tecnología Y Crecimiento Económico.

Roberts, E. B. (1988). Managing invention and innovation. Research Technology Management, 50(1), 11–29.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.